La historia de la India incluye, como ocurre en el resto de países, el paso y el asentamiento de diversos imperios. Uno de ellos es el Imperio Chola, del cual te vamos a hablar hoy.

Cuando hablamos de la Edad Media se nos vienen a la mente torneos, caballeros y armaduras. Si bien, este concepto es meramente europeo. En la India se vivía una situación muy diferente en la mismo época en la que nuestras damas lucían vestidos de manga ancha.

El Imperio Chola apareció en una época anterior a Cristo siendo en ese momento una dinastía, básicamente por la importancia de sus puertos para el comercio de especias y perlas.

Así vivieron durante siglos, disfrutando de una situación privilegiada y sin ningún tipo de riesgo. Si bien, el momento cumbre de su historia se dio en los siglo X, XI y XII, cuando se pasaron a consideran como un imperio. La mejor situación de este gran pueblo se vivió con Rajaraja El Grande y posteriormente Pajendra Chola al mando.

A punto de acabar el siglo X, Rajaraja tomó la decisión de atacar a los Pandya, en la zona sur del país. Les consiguieron someter y robar su territorio. El éxito de esta empresa -así como el vivido contra los Cheras- aumentó considerablemente el poder de los Chola.

La decisión de estos fue conformar un ejército mayor que continuase la conquista emprendida hacia el río Tungbhadra. Pajendra se encargó de llegar al Ganges y Myanmar. También fue quien construyó la nueva capital del imperio, Gangaikonda Cholapuram.

Su actuación nunca fue de colonización. La pretensión del Imperio Chola era la de ampliar sus influencias y proteger y mejorar la actividad económica. Tanto es así que la realeza de cada lugar que se mostraba colaborativa y amistosa no llegaba a ser reemplazada, siempre que reconociese, claro está, la supremacía del nuevo imperio.

A la muerte de Rajendra el imperio comenzó a caer en decadencia. Comenzaron los levantamientos y las tropas se habían desperdigado demasiado para estar presentes en todo el territorio.

Los Pandya, quienes décadas antes habían caído, fueron los que, habiendo permanecido como dinastía precisamente por el desinterés de colonización de los Cholas, fueron quienes vieron la debilidad del ejército y actuaron, retomando el control de las que fueron sus tierras.

Hoy lo dejamos aquí. Pero no pierdas pista porque en nuestra próxima entrada os contamos cuál ha sido el legado del Imperio Chola y lo que se mantiene de ellos.