Escribir sobre el riquísimo Patrimonio de la Humanidad nos ha hecho pensar en la arquitectura del país y  hoy os queremos hablar de los edificios y elementos arquitectónicos más comunes en la India para que sepáis qué vais a encontraros en vuestro próximo viaje al país y también para que podáis decidir un poquito vuestro itinerario.

Si vas a la India la arquitectura más común que te vas a encontrar es:

Templos subterráneos

Son grutas esculpidas de manera natural y artificial bajo tierra en los que los techos suelen crearse planos y añadiendo gruesas columnas como sostén, muy molduradas y de tipo estructural. Un ejemplo de ello son las grutas de Ajanta, uno de los bienes de la humanidad indios más bonitos.

Así mismo, también se creaban, siguiendo este método, templos monolíticos decorados interna y externamente con relieves muy centrados en la mitología, que era, muy a menudo, la manera de decorar prácticamente cualquier cosa en el país.

Estupas

Son edificios con terminación de semiesfera donde se guardan o guardaban reliquias de Buda o de santones indios.

Están construidas en piedra y ladrillo sobre plataformas circulares y con un par de accesos mediante rampas.

Además, se fortificaban con columnas o empalizaban y se levantaban templos muy cercanos para que los custodios pudiesen vigilarlas.

Las viharas son conjuntos de estupas, creadas por casualidad al aumentar el número de estas y su proximidad, haciendo las veces de conventos.

Estas edificaciones son bastante antiguas. Tanto es así que su estilo (una fusión de indio y griego) perduró hasta el siglo V. ¡Podemos imaginar cuándo tuvo su máximo esplendor y cuándo se erigieron todas estas capillas!

Págodas

Son el avance de las estupas, una construcción más moderna, cargada de detalles de diversos lugares asiáticos y con el mismo valor religioso que las anteriores.

Y es que esta edificación tomó fama en todo el continente, donde no se tardó en imitar, incorporando nuevos detalles según cada lugar, que han sido devueltos a la India junto a su construcción, permitiéndonos disfrutar de una gran variedad.

Como curiosidad, destacar el hecho de que su mayor altura atraía y atrae rayos, lo que hacía que los creyentes le diesen un mayor valor al lugar, llenándolo de espiritualidad.

Además, muchos de estos edificios culminaban en una finial, que hacía las veces de pararrayos y representaba al quinto elemento o mani.

Gopuras

Son las entradas a las págodas y los templos subterráneos. Su esfuerzo es tal que se consideran edificaciones de importancia propia, independientemente de la construcción a la que protejan y presenten.

Consisten en una puerta coronada por una torre bastante compleja con un escalonado muy similar al del templo que le sigue.

Suelen incluir numerosas columnas repletas de esculturas de representaciones mitológicas conmemorativas.

En el siglo X comenzó su fusión con el arte árabe hasta formar un nuevo género. Si bien, estas construcciones siempre han tenido influencias asirias, persas, egipcias e incluso griegas.

 

En general la arquitectura india destaca por su pesadez y robustez, así como por su carga ornamental, quedando lo esbelto en un segundo plano.