Continuamos con nuestra serie de artículos sobre el rico Patrimonio de la Humanidad de la India. ¿Te interesa?

Monumentos de Mahabalipuram

Son varios santuarios excavados en roca fundados por los Pallava en los siglos VII y VIII. Destacan los relieves al sol, las rathas (templos carro) y los santuarios rupestres, así como las miles de esculturas del Templo de la Orilla.

Desde el 1984 la UNESCO lo considera un conjunto bien de la humanidad y puedes hacer una visita si te acercas a Tamil Nadu.

patrimonio de la humanidad

Parque Nacional de Sundarbans

Se sitúa entre la India y Bangladesh, en el delta del Ganges y cuenta con 10000 km2 entre tierra y agua.

Cuenta con la más basta extensión del árbol del manglar y aquí habitan muchas especies en peligro de extinción, tanto mamíferos como aves, reptiles y animales de mar.

patrimonio de la humanidad

Grutas de Elephanta

La cueva de Elephanta es un lugar mágico al que pocos turistas se acercan por desconocimiento, pues se encuentra en una isla a una hora en barco de Bombay.

Sea como sea, no nos extenderemos. Hablamos de un conjunto de grutas rupestres relacionadas con el culto a Shiva y repletas de altosrrelieves y paneles tallados de asombrosa belleza.

Te invitamos a leer nuestro artículo sobre las grutas de Elephanta. ¡Te encantarán!

Grandes templos vivientes chola

Son la muestra más evidente y a la vez grandiosa de la existencia del Imperio chola, del que pocos habremos oído hablar; un testimonio de la fuerza que esta dinastía tuvo en el país y en Asia en diferentes destrezas hasta el siglo XII.

Son tres altos templos de color claro y con diferentes acabados situados en Tamil Nadu, considerados Patrimonio de la Humanidad en 2004 (el primero de ellos en 1987).

Tumba de Humayun

Se trata de una preciosa edificación del siglo XVI con un significado cultural muy especial al tratarse de un nuevo concepto: las tumbas jardín.

Esta tumba se encuentra en Delhi y es toda una atracción turística, de las muchas que puedes disfrutar en esta ciudad.

El pozo escalonado de la reina

Gujarat nos ofrece un bien cultural recién inscrito como tal. Rani-ki-Vav se sitúa junto al río Saraswati en el siglo XI buscando honrar la memoria del monarca del momento.

Su diseño característico es fruto de la casualidad. Lo que en su momento fueron agujeros excavados para captar y almacenar agua se han ido convirtiendo en obras arquitectónicas de inmensa belleza y carácter curioso, formando una obra de arte espontánea de diversas plantas.

patrimonio de la humanidad

Las técnicas artesanales de creación de pozos junto al estilo Maru-Gurjar hacen de este lugar algo especial, un reflejo de la técnica de los poceros así como del propio arte de la época, pues cuenta también con diversos paneles esculpidos.

En total, existen más de 1500 esculturas de todo tipo.

 

Por si no estabas al día, te dejamos las anteriores partes sobre el Patrimonio de la Humanidades de la India, 1, 2 y 3.