Ya llevamos cuatro entradas seguidas en las que os hablamos del cuantioso Patrimonio de la Humanidad en la India (1, 2, 3 y 4). Seguimos con ello, pues aún queda mucho por mostrar para que os hagáis el itinerario perfecto para vuestro próximo viaje al subcontinente asiático.

Monumentos de Khajuraho

Un conjunto monumental situado en Madhya Pradesh que se considera Patrimonio de la Humanidad desde el año 1986.

Este consiste en tres grupos de templos bien diferenciados construidos entre los siglos X y XI y que pertenecen, curiosamente, a dos religiones diferentes: el hinduismo y el jainismo.

Entre las formas arquitectónicas y las esculturas se ha creado un equilibrio perfecto y uno de sus templos, Kandariya, posee muchas de las esculturas consideradas obras maestras del arte del país.

Parques Nacionales de Nanda Devi y del Valle de las Flores

Ambos parques se sitúan a gran altura entre la cadena montañosa de Zanskar y el Himalaya.

El primero consiste en un paisaje agreste y escarpado y el segundo en una bella y suave composición de flora alpina endémica y pradera.

Aquí habitan animales de razas protegidas especies como el leopardo de las nieves, el oso negro y el pardo o la oveja azul del Himalaya.

Qutab Minar

Es un minarete arenisco de 72.5 m de altura ornamentado en su exterior con acanaladuras de distintos artistas.

Se encuentra en una zona arqueológica con varias tumbas, la puerta de Alai Darwaza y dos mezquitas (una de ellas la más antigua de India septentrional construida con los materiales llevados de veinte templos brahmánicos).

Este conjunto se encuentra en Delhi por lo que seguramente podrás ir a echar un vistazo el mismo día que aterrices en el país.

patrimonio de la humanidad en la india

Abrigos rupestres

Se trata de uno de los últimos bienes inscritos por la UNESCO, en el año 2003.

Son cinco conjuntos de refugios al pie de la meseta central del país, Vindhyan. Estos se encuentran en el interior de unos grandes afloramientos de arenisca emergidos en el suelo de bosque espeso.

Pero la importancia de estos radica en su contenido: hermosísimas pinturas de sucesivas épocas, desde el Mesolítico. ¿Te lo puedes creer? Y lo mejor de todo… Las aldeas aledañas mantienen costumbres tan básicas como las que se representan en las pinturas.

 

¿Qué tal llevas tanto bien cultural? ¿Has elegido ya tus favoritos para visitarlos? La verdad es que con tanta belleza es realmente complicado.