La India es un país con un grave problema de potabilización de agua así como de sequía y escasez de agua en general. Esta situación no es nueva y ya desde hace siglos se intentó poner solución con la construcción de los famosos aljibes.

En algunas zonas donde los problemas con el agua son aún más intensos. Un buen ejemplo son zonas lindantes al desierto de Thar que, aunque reciben la precipitación de monzones estacionales, el agua no puede ser recolectada por el suelo limoso y por unas temperaturas que llegan casi a los 53º C. Aquí, el uso de aljibes es mucho más habitual.

Sin embargo, puede que aún te estés preguntando qué es un aljibe. Este no es más que una especie de habitación construida en la tierra para recolectar el agua de lluvia.

Aunque su finalidad es, como decimos, la recolección de agua, estos están, como casi todo en el país, vinculados a la religión. Así, se consideran un límite entre la tierra y el cielo y están ampliamente ornamentados con todo tipo de motivos mitológicos y sirven -o, mejor dicho, servían- como lugar de meditación, oración y purificación.

La forma más común es un estanque abierto de poca profundidad que incluye un estrecho pozo protegido del sol para evitar la fuerte y rápida evaporación propia de los lugares más cálidos.

La división más habitual de estos se hace en función de su forma, siendo estas muy diversas. Hay aljibes circulares, en forma de L, cuadrados,rectangulares…

Los primeros aljibes datan del año 550 d.C., aunque hay que indicar que la práctica no tuvo demasiado éxito y se abandonó para retomarla ya en el medievo.

En las zonas de Rajasthan y Gujarat se estima que hubo unos 3000 aljibes a lo largo del tiempo aunque, por desgracia, en la actualidad sólo hay en pie algunos pocos centenares.

Cayeron en desuso durante el Raj Británico pues los colonos los consideraban muy insalubres. Muchísimos se cerraron y se mandaron construir otros con sistemas actualizados.

En el top de aljibes de la India no falta nunca Chand Baori de Jaipur, que tiene nada más y nada menos que 3500 escalones así como una forma ideal para el almacenaje de agua. También incluye templos anexos erigidos en honor a Harshat Mata, pues, como decimos, la religiosidad estaba unida a estas construcciones.

¿Sabes qué son los aljibes?

También tenemos el pozo de la reina en Bundi, que mide 46 metros de profundidad y se decoró con exquisito gusto.

Otro aljibe muy conocido es Adalaj Vav, que, construido en el año 1499, se encuentra a 18 km de Ahmadabad. Sus obreros fueron ejecutados por miedo a que reprodujesen una obra similar en cuanto a belleza en cualquier otro lugar. Tiene una ornamentación con relieves de aves, peces y otros ornamentos.

A día de hoy, aún se le dan diversos usos a los aljibes. Estos son tan dispares como la utilización como balneario, vertedero o almacén.

Muchísimos otros han sido abandonados y este es también el destino de los demás. Con todo y con esto, uno de ellos se considera desde hace mucho Patrimonio de la Humanidad. Así, si quieres viajar a este país, te recomendamos por todos los medios que vayas a visitar alguno antes de que sea demasiado tarde.